sábado, 9 de diciembre de 2017

NUESTRA SEÑORA DE LORETO, PATRONA DE AVIACIÓN.

Un año más el Ejército del Aire celebra su devoción a la Virgen, a Nuestra Señora de Loreto, que fue declarada Patrona y protectora de los “aviadores”, como se decía antes.

Un 10 de diciembre fue elegido el día para dedicarlo a su patrona, y un año más, deseo a los “aviadores” que se acojan a ella, para que vele por todos los miembros del Ejército del Aire.


A Nuestra Señora de Loreto le pedimos por España y por sus “aviadores”, a ella la rogamos, y a ella nos encomendamos.


Bodegón dedicado a la Virgen de Loreto, una imagen de ella, una gorra de plato, junto a una Cruz del Mérito Aeronáutico así como una medalla de Loreto, y una vela encendida, todo ello con la bandera de España. (Colección Carlos Bourdon).

Fuente: elaboración propia, colección del autor. 

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LX ANIVERSARIO DE LA SALIDA PARA ÁFRICA….

Hoy, día 6 de diciembre de 2017, además de ser el día de la Constitución española, es igualmente una fecha marcada en la historia del paracaidismo militar del Ejército del Aire, pues tal día como hoy pero de 1957, se recibía la orden de salida del 1er Escuadrón de Paracaidistas del EA para tierras africanas. Hoy se cumplen 60 años de la partida de la unidad paracaidista que les llevarían a Sidi-Ifni. En mi libro “ La Primera Bandera y el 1er Escuadrón de Paracaidistas del Ejército del Aire, 1947-1965” narro la salida, la visita que hizo su jefe al Ministro del Aire y la emoción de partir a cumplir con el deber de un soldado para con su Patria.

La salida en si se efectuó a las 5 de la madrugada del día 7 de diciembre con destino a la Base Aérea de Getafe, partiendo en varios aviones de esta unidad y de la compañía aérea Iberia. Se paró en Sevilla para comer y reponer combustible y a continuación se sigue rumbo hasta Sidi-Ifni, capital de la provincia de Ifni.


Bodegón con la orden del día junto al título de cazador paracaidista y el emblema de la unidad. (Colección Carlos Bourdon).

He usado las órdenes del día que el 1er Escuadrón emitía como cualquier otra unidad del Ejército español. La última en Alcalá de Henares es la correspondiente al día 5 de diciembre, y la siguiente, ya en África corresponde al día 16 de diciembre. Entre medias hay una nota firmada por el Teniente ayudante Francisco Visedo Quiroga que es la que he usado para este artículo. En ella se dice que: “Desde el día 6 de diciembre hasta el día 15 del mismo mes, ambos inclusive, y por haber sido ordenado por la superioridad el traslado del Escuadrón  a los territorios del (A.O.E.) con motivo de los acontecimientos allí registrados, y haber entrado directamente en servicios de campaña, no se publicó Orden General en el mismo hasta el día 16 del expresado mes de diciembre de 1957. Sidi Ifni 16 de diciembre de 1957. El Tte. Ayudante del Escuadrón. Firma y sello.”  

Tras esto, comenzaba la historia africana del 1er Escuadrón de Paracaidistas…

Fuentes: elaboración propia, material del autor.

domingo, 3 de diciembre de 2017

EMBLEMA ESCUELA MILITAR DE TRANSPORTE Y TRÁFICO AÉREO.

Para conocer como se gestó la creación de este emblema de unidad, acudo a su creador, el Coronel don Miguel Ángel de las Heras, Director de la Biblioteca del Cuartel General del Ejército del Aire.

Escudo de la Escuela Militar de Transporte y Transito Aéreo, bordado, para su uso en el mono y cazadora de vuelo. (Colección del autor).

El emblema de la Escuela Militar de Transporte y Tránsito Aéreo (no confundir con el del Grupo de Escuelas de Matacán, que lleva una liebre y engloba la Escuela de Transporte Aéreo, la Escuela de Tránsito Aéreo y las Escuelas de UAS) se modificó en el año 1978, promoviéndose para ello un concurso entre los tenientes de la XXX promoción, recién terminada su carrera miliar en la AGA, que habían sido seleccionados para hacer el curso de transporte aéreo militar en la Base Aérea de Matacán.

El antiguo emblema representaba a un búho posado sobre un rayo símbolo de una maniobra de aprendizaje en vuelo instrumental. Partiendo de esta idea, y respetando la tradición del búho, que además era y sigue siendo el indicativo radio del entonces avión de enseñanza, el CASA 212 (T-12) Aviocar y actualmente el CN-235 (T-19), en un servicio como oficial de guardia en el Cuerpo de Guardia de la Base, en el intervalo de esa misma noche, diseñé un emblema representativo de las dos Escuelas existentes en aquél entonces: la de Transporte Aéreo Militar y la de Tránsito Aéreo (controladores), para lo cual elegí el contorno de los emblemas tradicionales de las tres unidades de transporte (Ala 31 de Zaragoza, Ala 35 de Getafe y Ala 37 de Valladolid), enmarcado en un contorno en color rojo, interrumpido en su parte superior por un cartel, tipo pergamino, en el que se lee: EMTyTA : Escuela Militar de Transporte y Tránsito Aéreo, y otro cartel igualmente en forma de pergamino en el que se lee: MATACÁN.

En su interior hice una división en dos partes iguales, dibujando en la derecha al búho tocado con un birrete negro que representa la enseñanza de vuelo impartida precisamente en la ciudad de Salamanca, cuya Universidad es la segunda más antigua de Europa. El búho lleva bajo el ala izquierda un paquete símbolo de las mercancías y cargas transportadas por aire, y está posado sobre el citado rayo en color rojo que representa un patrón de maniobra de enseñanza en el vuelo sin visibilidad, también conocido como vuelo por instrumentos (IFR). También lleva el búho el clásico "huevo frito", emblema que portan los profesores de enseñanza militar en las escuelas y centros de formación del EA. Finalmente le añadí un puro habano para, junto con la mirada de ojos caídos, representara al típico profesor experimentado que se las sabe todas en la enseñanza de vuelo, conocido en términos aeronáuticos como "bramán".     

El color del búho es naranja por serlo el de los  monos de vuelo de la época. El cielo está en color azul oscuro con dos estrellas y la luna representando el vuelo nocturno o sin visibilidad, objetivo del curso que se imparte en esa Escuela. El suelo vea en color negro para resaltar el resto de elementos de este cuartel.

En el cuartel derecho dibujé una torre de control aéreo y un "móvil" o carro transportable de control aéreo junto a las pista "04" de vuelo de Matacán, simbolizando la Escuela de Tránsito aéreo de los controladores aéreos militares. En el cielo aparece el sol con unas nubes que junto a la luna del cartel derecho representa el "vuelo todo tiempo". El suelo está en verde representando los amplios campos que le dieron el nombre a la Base por ser terrenos en los que existían muchas liebres, veloces  corredoras que se decía extenuaban en sus carreras a los perros que las perseguían y de ahí el nombre "matacán = "mataperro".

Al día siguiente de mi guardia presenté el boceto a concurso y resultó ganador "por unanimidad" entre los presentados por algunos tenientes de la XXX promoción. Como reconocimiento, unos meses más tarde de finalizar mi curso en matacán, y estando destinado en el Ala 22 de Jerez, el entonces capitán Miguel Ángel de la Riva, profesor de Matacán, me entregó una metopa en nombre de la EMTyTA con una placa en la que se me agradecía la creación del emblema de la Escuela. Por supuesto que la conservo colgada en un lugar preferente de mi casa.  

Espero haberte detallado suficientemente los motivos y el significado de los elementos que componen el emblema de Matacán. Desgraciadamente ahora han separado los emblemas de cada Escuela, y el mío lo han despojado del cuartel izquierdo de la Escuela de Tránsito Aéreo, y el de la Escuela Militar de Transporte lo han dejado como un óvalo con el búho sobre el rayo, que conserva todos los elementos excepto el paquete bajo el ala que, incomprensiblemente han suprimido. 

Fuentes: elaboración propia, agradezco al Coronel Miguel Ángel de las Heras su estimable colaboración. Parche colección del autor.

domingo, 26 de noviembre de 2017

OBJETIVO LEVANTE…

Una nueva publicación aeronáutica sale al mercado de la mano de dos amigos míos, Blas Vicente y Carlos Mallench, investigadores aeronáuticos.



En "Objetivo:Levante", a lo largo de 384 páginas repletas de fotos y de datos, se recogen todas las vicisitudes acaecidas por las unidades de bombardeo y de reconocimiento aéreo que actuaron en España durante la Guerra Civil, y en la época de la Batalla de Levante (Abril a Julio de 1938). De todas esas unidades, tanto de un bando como de otro...Pero además, se explica lo que era un bombardeo, su preparación, con qué elementos de puntería se contaba, el papel de la fotografía aérea, los tipos de aviones utilizados y de bombas empleadas.

 A modo de resumen, un trocito del prólogo confeccionado por Juan Arráez: "Son muchos los libros sobre los bombardeos aéreos durante la pasada guerra de 1936/1939, pero este es muy diferente de todos ellos, como el lector podrá comprobar, dado que en él se narran con detalle tanto lo que a los bombardeos concierne como a las diferentes aviaciones combatientes: Nacional, Legionaria (italiana), Legión Cóndor (alemana) y Republicana, y a los diferentes tipos de aviones de bombardeo utilizados por ellas. Pero es que, además, se estudian por primera vez los diferentes tipos y modelos de bombas utilizados por ambos bandos, al igual que se habla de la Aviación de Reconocimiento, imprescindible para que los servicios de bombardeo pudieran no solo actuar con mucho menor riesgo, sino también para posteriormente poder comprobar los resultados obtenidos. Se nota en el texto el excepcional trabajo de investigación que han realizado en al Archivo Histórico Militar de Ávila y en el Archivo Histórico del Ejército del Aire, logrando una importante documentación, en buena parte inédita hasta hoy, así como una serie de fotografías aéreas de los objetivos bombardeados realmente impresionantes. La aportación fotográfica es impresionante en cantidad y sobre todo en calidad, tanto las fotos correspondientes a los bombardeos aéreos como a los aviones y personal de vuelo de las aviaciones de ambos bandos, sin olvidar a las de las bombas utilizadas que nunca antes habíamos visto con tanto detalle, siendo algunas de ellas inéditas hasta ahora"....

Enhorabuena a los dos y que tengáis mucha suerte con el libro.

DATOS DEL LIBRO:

Colección: Muñoz Moya, editorial
Temática: Historia militar, naval y aérea
ISBN: 978-84-8010-265-0
Número de páginas: 384
Idioma: castellano
Más información o pedidos en este enlace:




domingo, 12 de noviembre de 2017

3 MARÍAS.

Se puede afirmar casi con rotundidad que el primer emblema de la aviación nacional, no solo de los bombarderos, sino también de la caza fue este. ¿Cómo se gestó este emblema?, acudo a uno de los grandes de la investigación aeronáutica de España, el vizcaíno “canario” Azaola.

En agosto de 1936 los nueve primeros Junker-52 fueron armados en el aeródromo de Tablada, creándose así las tres primeras escuadrillas de Ju-52 de bombardeo. Estas estuvieron al mando del Capitán Vicente Gil Mendizábal, la primera, Capitán Alfonso Carrillo, la segunda, y Capitán Francisco Díaz Trenchuelo, la tercera. Este último, Díaz Trenchuelo, falleció poco después en acción de guerra al ser alcanzado por un tiro de fusil cuando volaban sobre Badajoz, haciéndose cargo el segundo piloto (Fernández Matamoros) del aparato con ayuda del mecánico (Valverde). Se hizo cargo de la escuadrilla el Capitán Ricardo Guerrero. En recuerdo del malogrado Capitán se le dio a la escuadrilla el nombre de “Trenchuelo”, que fue pintado en letras blancas en los costados de las cabinas. Posteriormente todas las escuadrillas tuvieron su propio nombre, y la 3º escuadrilla pasó a llamarse “las tres Marías”, recibiendo cada aparato su nombre, “María de la O”, “Mari Cruz”, y “María Magdalena”, que fueron canciones muy de moda en los años 30, creadas por los compositores Valverde, León y Quiroga, e interpretadas por las cantantes María Ojer Ferrer, conocida como “Coque”, o Estrellita Castro. Posteriormente fueron reorganizadas las escuadrillas de Ju-52, pasando la 3º a ser la 4º, creándose el emblema que fuera llevado en la guerrera o en las cazadoras de vuelo.

El emblema.


Fabricado de forma circular en esmalte azul con letras, números y aviones en plata, desconozco quien llegara a ser el que tuviera la idea de todos los pilotos.



En la parte superior del emblema vemos la unidad 4-E-22, que corresponde a la 4ª Escuadrilla de aparatos Junker-52, estos tenían asignado el número 22 como modelo de aeronave. En su parte central tres aviones JU-52 pero a la hora de fabricarlos solo se les añadió un motor en lugar de los tres que llevaban. Debajo el lema “3 Marías 3”.

Fuentes: elaboración propia, “Historial de los JU-52 de Jesús Salas Larrazábal para la Revista Aeronáutica y Astronáutica en 1973. Enciclopedia de la aviación militar española, Tomo 2, Heráldica de la aviación nacional, 1936-39, por Canario Azaola. Wikipedia y la poesía de la copla, así como varios blog dedicados a la copla. 

sábado, 11 de noviembre de 2017

CONTACTO

Para cualquier contacto con este blog, la dirección de correo electrónico es la siguiente:

escuadrilla65@gmail.com

Saludos

domingo, 5 de noviembre de 2017

BOINA DEL GRUPO MÓVIL DE CONTROL AÉREO (GRUMOCA).

La boina fue autorizada por el Jefe del Estado Mayor del EA, General  Francisco Javier Garcia Arnaiz, el día 10 de noviembre de 2014. Es el color patone 3272 c. Color muy parecido o igual al usado como fondo en el escudo de armas de la unidad.


                Miembro del GRUMOCA ya con la nueva boina identificativa de la unidad.

El uso de esta boina por la unidad tuvo lugar el día 10 de julio de 2015, en su acuartelamiento en la base aérea de Tablada, donde se encuentra ubicado. Con toda la unidad formada se procedió al cambio de prenda de cabeza, el tradicional gorro del Ejercito del Aire  por dicha boina.


      He recreado a un sargento primero que bien podría estar en el acto de entrega de la boina.



Izquierda, un primer plano de la nueva boina en el E.A., derecha, detalle del emblema de la unidad portada en la boina, fabricado en un plástico muy endeble, personalmente no me gusta, tiene pinta de romperse rápidamente, habría sido mejor fabricarlo en plástico pvc.

Fuente: elaboración propia, uniforme y boina colección del autor. Agradezco al Sargento 1º Ponciano Málaga su colaboración.