martes, 10 de enero de 2012

HISTORIA Y LEYENDA DE UN EMBLEMA

Mucho se ha escrito sobre el origen de este emblema del Ejercito del Aire, el legendario emblema de la caza por excelencia. Durante la guerra civil española, en los primeros meses, tres aparatos italianos Fiat CR-32 “Chirri” se entregaron a tres pilotos españoles para formar con ellos una patrulla de caza. Estos tres primeros aparatos fueron el embrión de lo que posteriormente seria el mejor grupo de caza durante la guerra civil. Fueron pilotados por tres excelentes pilotos de caza, los Capitanes Joaquín García Morato, Narciso Bermúdez de Castro y Salvador Díaz Benjumea, esto permitió crear la famosa Patrulla Azul. Con ellos nació a su vez el famoso emblema que ha llegado hasta nuestros días. Un circulo blanco rodeado de una franja de color azul, en su centro tres aves, que encarnaban a sus tres pilotos, a García Morato le toco el halcón, símbolo del arrojo y gallardía, la avutarda era Bermúdez de Castro, por su corpulencia y su pelo rubio, y a Díaz Benjumea le toco el mirlo, por su saber volar y por lo negro de su pelo. Pero faltaba quizás el lema mas conocido y que se ha usado y se usa en el habla cotidiana de cada día, “Vista, suerte y al toro…”. El propio García Morato lo describe así en sus memorias: “Era una frase usada por los toreros, al entrar en el ruedo a afrontar la inseguridad de su suerte. Nunca sabían si saldrían  de allí con vida. Mucho dependía de su vista, de su suerte y de su decisión. Nosotros los pilotos teníamos que afrontar una situación similar…·
Pronto la patrulla se convirtió en escuadrilla, para después ser un grupo, y  para terminar siendo la escuadra de caza por excelencia, luciendo en los timones de sus aparatos el emblema descrito.


En el Boletín Oficial aparece una Orden Circular con fecha de 23 de febrero de 1939 que dice: “En atención a los meritos contraídos por el Grupo de Caza 2-G-3 en el periodo comprendido entre el 1 de mayo de 1937 y el 1 de noviembre de 1938 S.E. el Generalísimo de los Ejércitos Nacionales, ha tenido a bien conceder la Medalla Militar Colectiva a dicho Grupo”. Firmado en Burgos.

Y esta es la Medalla Colectiva que se portaba en el brazo izquierdo del uniforme. (Colección Santiago Guillen)

Se usaron además unos pequeños emblemas esmaltados sobre el uniforme o sobre la cazadora de vuelo italiana. Estos emblemas, circulares la mayoría, con un alfiler en su parte posterior, eran el emblema o escudo del grupo de caza. No hay piloto nacional que no llevara el suyo. Sobre ellos hablaremos en otro artículo.

Estos tres modelos de emblema son ligeramente distintos entre ellos, dependiendo también del fabricante. El situado en el centro es uno de mis preferidos, lleva el grupo en la parte superior, el 3-G-5. (Colección Santiago Guillen)

Tras el final de la guerra civil, y el inicio de la Segunda Guerra Mundial, el ya famoso escudo volvería a surcar los cielos, pero esta vez de unos cielos que no serian los de España. Alemania invadió Rusia en junio de 1941, y a los pocos meses ya estaba nuestro emblema volando en esos cielos. Se formo una escuadrilla de caza, la 1ª escuadrilla azul al mando del Comandante Ángel Salas Larrazabal y posteriormente del Comandante  José Muñoz Jiménez. El emblema de “los moratos” (como se conocía coloquialmente a los integrantes del grupo mandando por García Morato) fue elegido para decorar los morros de los aparatos que lucharon en tierras lejanas.


                                                         Emblema de la 1ª Escuadrilla




Sobre un aparato Me-109 vemos el emblema de la 1ª Escuadrilla, los pilotos son, de izq. a dcha. Tenientes O’Connor, Carracido, Zorita, y  Chavarría.


                                                          Emblema de la 2ª Escuadrilla                     
                                                                                 

Emblema de la 3ª Escuadrilla





Sobre el emblema de la 2ª Escuadrilla hay que decir que se le unió a la Cruz de Santiago, patrón de España. Esta 2ª Escuadrilla fue mandada por el Comandante Julio Salvador Díaz Benjumea. En cuanto a la 3ª Escuadrilla, se le unió la cruz balcánica alemana, siendo mandada por el Comandante Carlos Ferràndiz Arjonilla.

                                                            
                                                       Emblema de la 4ª Escuadrilla         



Emblema de la 5ª Escuadrilla

La 4ª Escuadrilla fue mandada por el Comandante Mariano Cuadra Medina, y tuvo el emblema de la escuadrilla sobre el distintivo de piloto de caza de la Luftwaffe. La 5ª Escuadrilla al mando del Comandante Javier Murcia Rubio uso el emblema original de Morato pero con el número cinco romano.
Pero este emblema no solo se uso en los aparatos, también se uso en una prenda del equipo de vuelo que todo piloto lleva, su pañuelo. En esta fotografía vemos a los Tenientes Mendoza e Ibarreche con el pañuelo que se hizo en exclusiva para los componentes de la 1ª escuadrilla, que fue regalo de la Marquesa de Valparaíso, Doña Elena Patiño, madrina del grupo azul de García Morato, y que los pilotos llevaban anudado al cuello con mucho orgullo.




La popularidad del as de la aviación nacional lo llevó a un sello de correos en 1945, donde aparece García Morato y su inseparable emblema.




También las Flechas del aire de Falange aportaron su granito de arena a la iconografía del emblema creado entorno a la patrulla de García Morato. Dos Centurias juveniles una de la  ciudad de Málaga, en la que nació nuestro protagonista, llamándose “Centuria García Morato”.



Y otra de la ciudad de Murcia, la “Centuria García Morato, Suerte, Vista y al Toro”  adoptaron el nombre de máximo as de la aviación nacional.


               

.


Fin primera parte


                                                   








  
                                                          


                                



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada